Soy Cristiano, socialista y antimperialista

Cada día me alejo más de la religión y me acerco más a Dios. Si estoy equivocado ya tendré una vida eterna para rendirle cuenta a él. Soy cristiano y socialista, no sé si estoy equivocado pero soy sincero a Dios y a todo el mundo. No ando con hipocresía fingiendo ser quien no soy. Quien me busca me encuentra para bien o para mal así soy yo.

Estoy claro que el cristianismo y el socialismo históricamente ha sido antagónico, pero el Comandante Chávez nos enseñó que tenían cosas en común. Si los socialistas tienen acciones de que arrepentirse los cristianos también las tienen. Si me ponen a escoger entre uno o el otro, por supuesto que me quedaría con el cristianismo. Eso sí con el cristianismo sincero, no el hipócrita. El cristianismo que nos enseñó Jesucristo, quien nos dice que amemos al otro como a uno mismo, incluyendo a nuestros enemigos. Que no discriminemos a nadie. Que seamos servidores. Que seamos iguales todos sin títulos, sin dinero, sin prejuicios.

Que soy anticapitalista sí, no creo que un cristiano pueda converger con el capitalismo. Para el capitalismo el centro del universo es el dinero y Jesucristo nos dice: “Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o se apegará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”. Entonces el Cristianismo y el Capitalismos también son antagónicos. Jesucristo se enfrentó al capitalismo salvaje, el cual para esa época ya existía.

Llegaron a Jerusalén; y entrando Jesús en el templo, comenzó a echar fuera a los que vendían y compraban en el templo; volcó las mesas de los que cambiaban el dinero y los asientos de los que vendían las palomas, y no permitía que nadie transportara objeto alguno a través del templo. Y les enseñaba, diciendo[a]: “¿No está escrito: “Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones’? Pero ustedes la han hecho cueva de ladrones.” Los principales sacerdotes y los escribas oyeron esto y buscaban cómo destruir a Jesús, pero Le tenían miedo, pues toda la multitud estaba admirada de Su enseñanza. Mateo 11: 15-18

Que soy antiimperialista sí. Un cristiano no puede ser imperialista, la única hegemonía que debe aceptar es la de Dios. Los imperios a través de la historia han sido contrarios al mandato de Jesucristo. Han sometido al pueblo esclavizándolo.

Por todas estas razones soy cristiano, socialista y antiimperialista. Respeto lo que quieran ser lo demás. Tengo amigos católicos, “ateos”, musulmanes, santeros, paleros, adecos, copeyanos entre otros. Será Dios quien los juzgue, no me toca a mí. Lo que si les digo a todo aquel que no cree en Jehová y Jesucristo que cuando yo muera y es cierto que no existe mi Dios, no pasara nada, yo seré un muerto que se pudrirá en el cementerio. Pero cuando él muera y es cierto que Jehová existe entonces conocerá el crujir de diente y las lamentaciones, más yo estaré en el paraíso cumpliendo lo que Dios me tiene reservado. Porque yo creo en un dios vivo quien me prometió darme vida eterna y en abundancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s